Newsom ordena a los residentes mantenerse en casa

Coronavirus. Courtesy of the Centers for Disease Control
Share on facebook
Share
Share on twitter
Tweet
Share on email
Email

El Gobernador de California, Gavin Newsom, promulgó este jueves una orden de cuarentena para todos los residentes de California, incluyendo los del Valle de Santa Clarita. También ordenó el cierre de negocios considerados no esenciales para disminuir la propagación del coronavirus COVID-19. 

La directiva del gobernador está en efecto hasta nuevo aviso, “pero seremos muy transparentes con ustedes y muy directos en los próximos días y semanas para ponerlos al día,” dijo Newsom. 

El mensaje de Newsom a unos 40 millones de residentes tiene como objetivo reducir la propagación de COVID-19 y prevenir más pacientes enfermos en los hospitales, ya que el estado proyecta que más de la mitad de la población de California, o aproximadamente 25.5 millones de personas, se infectara con el coronavirus durante las próximas ocho semanas, según la carta del gobernador al presidente Donald Trump. 

El alcalde de Santa Clarita, Cameron Smyth, dijo que es importante que los residentes locales escuchen las directivas y practiquen las recomendaciones de distanciamiento social.

“Cuanto más agresivamente nos acerquemos a estas órdenes, lo más pronto las retiraran,” dijo Smyth. “Dicho esto, Santa Clarita no es ajena a la adversidad. En octubre, comenzando con el incendio Tick y la evacuación más grande de nuestra historia, seguida de la tragedia en la escuela secundaria de Saugus, la comunidad se ha unido una y otra vez para enfrentar los desafíos. No tengo dudas de que esto será igual.” 

Momentos antes del anuncio de Newsom, el condado de Los Ángeles emitió una orden similar para que los residentes se queden en casa a través de una nueva medida llamada “Safer at Home” o “Más protegidos en casa.” 

La orden del condado se suponía que iba a continuar hasta el 19 de abril.

La supervisora del condado Kathryn Barger, cuyo distrito incluye el Valle de Santa Clarita, y el alcalde de la ciudad de Los Ángeles, Eric Garcetti, hicieron el anuncio, haciendo un énfasis en la necesidad de aumentar el distanciamiento social en todo el condado.

Residentes podrán continuar actividades esenciales como “comprar comida, cuidar a un familiar o amigo, recibir atención médica necesaria, ir a caminar en su vecindario, o para ir a un trabajo que es crítico para la salud y bienestar de nuestra ciudad y nuestro condado,” dijo Garcetti. 

Solo algunos negocios y lugares públicos podrán continuar abiertos por ejemplo los supermercados, bancos, centros médicos y estaciones de gasolina. 

“La orden, que llamamos ‘Más protegidos en casa,’ es el siguiente paso para proteger a nuestros residentes del coronavirus al aumentar el distanciamiento social,” dijo Barger. “Sabemos que quedarse en casa y limitar el contacto cercano es la mejor manera de prevenir la propagación de la comunidad. Sabemos que el distanciamiento social no significa la restricción de salir y no significa aislamiento.”

Newsom y los funcionarios del condado reiteraron que no quieren obligar a las personas a quedarse en casa, sino que dependen del “contrato social” para quedarse en casa.

“Todavía alentamos a las personas a mantenerse conectadas con su comunidad y sus seres queridos de manera creativa y a pasar el tiempo que necesitan al aire libre,” dijo Barger. 

Las órdenes llegan después de que el condado anunció un total de 230 pacientes con COVID-19 y la segunda muerte. El estado de California tiene un total de 958 casos confirmados y 19 muertos el jueves. Este jueves hubo un total de cinco casos reportados en el Valle de Santa Clarita.

Advertisement

Related To This Story

Latest NEWS