Santa Clarita declara emergencia, solicita a la Guardia Nacional antes de posibles protestas

Santa Clarita Station Sheriff's Deputies stand guard as hundreds of protestors kneel in front of the Santa Clarita Sheriff's Station on Magic Mountain Parkway on Saturday, May 30, 2020. Dan Watson/The Signal
Share on facebook
Share
Share on twitter
Tweet
Share on email
Email

Por Tammy Murga y Lauren Budman

Esta edición: Santa Clarita declara emergencia, solicita a la Guardia Nacional antes de posibles protestas, más los últimos números COVID-19. 

En preparación para una posible manifestación el jueves después de la muerte de George Floyd, la ciudad de Santa Clarita emitió el miércoles una emergencia local y un toque de queda de 12 horas.

La emergencia local, aprobada por unanimidad, autoriza a la directora de servicios de emergencia de la ciudad, “a tomar las medidas necesarias para la protección de la vida, la salud y la seguridad en la ciudad de Santa Clarita”, según su resolución.

Entre esos pasos está tener presentes “recursos significativos del condado”, según el capitán del sheriff de Santa Clarita Valley, Justin Diez. También se espera que llegue la Guardia Nacional, dijo el alcalde Cameron Smyth, quien dijo que se solicitó su presencia.

El toque de queda entrará en vigencia el jueves a las 6 p.m.y finaliza el viernes a las 6 a.m. La aplicación de la ley, los socorristas, las personas que viajan hacia y desde el trabajo y las personas sin hogar se encuentran entre los exentos. Los que se encuentren en violación podrían enfrentar multas de hasta $1.000 o ser encarcelados, según los funcionarios del alguacil.

El anuncio se hizo después de que el Consejo de la Ciudad se reuniera más temprano en el día durante una reunión de emergencia para discutir cómo se había estado preparando para lo que esperan ser “más de 800 (protestas) participantes en la ciudad”.

“Quiero dejar en claro que quien quiera venir a Santa Clarita, aquellos que viven en nuestra comunidad que desean reunirse pacíficamente y hacer oír su voz y están ejerciendo su derecho de Primera Enmienda, son más que bienvenidos a hacerlo aquí en nuestra comunidad”, dijo Smyth. “Sin embargo, aquellos que deseen aprovechar estas protestas pacíficas y usar eso como una oportunidad para saquear o amotinarse, eso no será tolerado”.

Las autoridades también anunciaron que el Ayuntamiento estaría cerrado el jueves, pocos días después de anunciar que reabriría con medidas de seguridad establecidas debido a la flexibilización de las órdenes de COVID-19 “Más seguro en casa”. Se espera que Santa Clarita Transit desvíe las rutas durante las horas de la tarde del jueves para evitar el área de Valencia Boulevard y McBean Parkway “para minimizar la posible interrupción del servicio debido a posibles protestas”, se lee en un tuit de su cuenta de Twitter. La ciudad también anunció que la Biblioteca de Valencia, ubicada en Valencia Boulevard y Magic Mountain Parkway, cerraría el jueves pero mantendría abiertas sus ubicaciones en Newhall y Canyon Country.

Henry Mayo informa muerte adicional relacionada con COVID-19

Los funcionarios del Hospital Henry Mayo Newhall confirmaron el miércoles que una persona adicional había muerto en el hospital debido a complicaciones relacionadas con COVID-19, lo que eleva el número total de muertes en el Valle de Santa Clarita a 21.

Debido a la política de privacidad del paciente, el hospital se negó a proporcionar información sobre el fallecido recién informado, aparte de decir que el paciente falleció en las últimas 24 horas, según el portavoz del hospital Patrick Moody.

El hospital también dio a conocer sus últimas cifras el miércoles, que informaron que 1.824 pacientes habían sido examinados, muchos de los cuales se habían realizado más de una vez, con 227 resultados positivos, 1.810 negativos y 17 aún pendientes, dijo Moody. Un total de ocho personas permanecieron en el hospital para recibir tratamiento, y 84 se habían recuperado y dado de alta.

El número de casos de coronavirus dentro del SCV, que incluye un brote en el Centro de Detención Pitchess, continuó aumentando el miércoles, ya que el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles informó en 76 casos nuevos en el área local en las últimas 24 horas.

Si bien el número total de casos en el SCV ha alcanzado al menos 1.754, un gran porcentaje de esos casos puede atribuirse al Centro de Detención de Pitchess, que ha estado experimentando un brote durante varias semanas y, según los informes, tiene un total de 953 reclusos en las cuatro cárceles que dieron positivo para COVID-19, según las últimas cifras de salud pública.

Los funcionarios de salud pública también han dicho que debido a los retrasos en los informes, los números en el recuento de una región pueden no coincidir con los recuentos de investigación de brotes presentados para las instituciones correccionales. No estaban disponibles para aclarar las cifras de Castaic, menos los recuentos de los reclusos, a partir de la publicación de esta historia.

En todo el condado, el número total de casos de COVID-19 llegó a 58.234 miércoles, con 1.155 nuevos casos reportados en las últimas 24 horas, por salud pública.

Además, Salud Pública informó 46 nuevas muertes relacionadas con COVID-19, lo que eleva el total a 2.489 en todo el condado.

Según Salud Pública, hay por lo menos 801 casos en Santa Clarita, 11 en Acton, 9 en Agua Dulce, 1 en Bouquet Canyon, 34 en Canyon Country, 821 en Castaic, que incluye casos del Centro de Detención Pitchess, 1 en Lake Hughes, 1 en Newhall, 4 en Saugus, 34 en Stevenson Ranch, 28 en Val Verde y 9 en Valencia. 

Los reporteros Emily Alvarenga y Caleb Lunetta contribuyeron a este informe. Para leer los artículos sobre coronavirus de The Signal en español,haga clic aquí.

Advertisement

Related To This Story

Latest NEWS